Nosotros

Soy Carles Gabarrella y llevo cubriendo bodas desde los 18 años. Siempre me ha gustado la fotografía.

Personalización, exclusividad y naturalidad son los tres elementos que podrían caracterizar mi trabajo como fotógrafo.

Me gusta tener un trato personal con los novios, haber podido conectar con vosotros. Para saber exactamente qué queréis, qué esperáis, conocer cuáles son vuestras inquietudes, vuestras preocupaciones y cómo puedo colaborar, como fotógrafo, a hacer de la experiencia que supone una boda una vivencia aún mejor.  Cuando hablo de personalización también me refiero al procedimiento que sigo el día de la boda, al resultado final y al soporte material de este resultado, al acabado. Hay múltiples posibilidades y procuro adaptarme siempre a cada caso particular. Cada una de las decisiones es acordada con vosotros.

Por todo eso, por este trato cercano con vosotros y por el estilo claramente definido que tienen mis fotografías y mis vídeos, sólo hago una boda por día. Por eso hablo también de exclusividad. La tienen aquellos novios que se han decantado por mí los primeros.

Por último, para referirme a mi estilo tengo que hablar de naturalidad. Me gusta captar momentos, gestos, expresiones espontáneas. Intento evitar la sonrisa forzada y reflejar a través de la cámara lo que realmente sucedió. Quiero que el recuerdo que tengáis no sea el mío, que sea el vuestro.

No quiero crear una historia. Quiero fotografiar vuestra historia.

Carles

 
Idioma